Pollo Teriyaki

IMG_6150

Siguiendo con la filosofía del semi-homemade (como diría Sandra Lee, que no me la soporto, pero esa filosofía tiene algo de sentido, más que todo cuando uno anda muy ocupado o no es muy ducho en la cocina), hoy decidí hacer pollo teriyaki. O más bien, ayer, porque dejé el pollo marinando desde la noche anterior. :)

Yo amo con todas las fuerzas de mi alma el pollo teriyaki, pero a) a veces le cobran a uno un platal por un poquillo de pollo, y 2) me he llevado varias malas sorpresas en restaurantes, así que la mayoría del tiempo prefiero hacerlo yo misma. (Disclaimer: si usted es chef y/o de origen asiático, no me odie, ni me mande a los sicarios, por favor! Esta es simplemente una aproximación mía a lo que he comido en restaurantes japoneses, posiblemente un poco tropicalizada).

Ahora, en mi casa somos 6 personas, entonces casi siempre cocino como si tuviera un catering service. La mayoría de la gente se la podría jugar con la mitad, pero bueno, también se puede hacer la misma cantidad que yo hice y refrigerar una parte, o compartir con los vecinos o algo. :D

Y como dijo el dermatólogo, al grano:

Esta vez usé 2 pechugas de pollo deshuesadas, 3 cucharadas de marinado de pollo, aproximadamente 1 1/2 tazas de salsa teriyaki, 1 cucharada de salsa Worcestershire (opcional), 2 dientes de ajo picados bien finos o 1 cdta de ajo en aceite de oliva Badia, 1 taza de harina, pimienta y semillas de ajonjolí al gusto. (No lleva sal porque el marinado aporta bastante). Todos los ingredientes se consiguen en Más por Menos (yo compro en el de Desamparados), excepto el ajo en aceite de oliva, que lo compré en Price Smart.

La harina, la salsa teriyaki (esta es marca Jim Beam, y es bastante buena), y el famoso “marinado de pollo” marca Lee Kum Kee que venden en casi todos los supermercados.

Primero, se descongelan las pechugas. Pero, antes de proseguir, una cosita: nunca se debe descongelar nada en el microondas porque la carne puede quedar seca y dura. Se descongelan metiendo la bolsa o la bandeja de pollo en un tazón con agua (toma su rato, pero no afecta la consistencia del pollo).

Cuando están descongeladas, se pican en cuadritos que pueden ser de 2cmx1cm (o 2cm x el que sea el espesor de la pechuga) más o menos. Lo importante acá no es tanto el tamaño en sí, sino que los cuadritos queden de un tamaño lo más parejito posible, para que todos duren lo mismo cocinándose. Así no acabamos con unos bien cocinados, otros crudos y otros quemados.

Pollo en cuadrines parejines.

Se ponen los cuadritos de pollo en un bol, y se bañan en el marinado de pollo (3 cucharadas, poco más o menos. Aunque mejor no mucho más, porque se puede pasar de sal el asunto). Yo acostumbro dejarlo marinando desde la noche anterior. Puede ser menos tiempo, pero nunca menos de dos horas, porque si no el pollo no agarra sabor. Luego de agregar el marinado, llevamos el pollo a hacer su siestecita en la refri.

El pollo, después de su beauty sleep.

Una vez terminada la siestecita, sacamos el pollo de la refri y botamos todo el marinado que el pollo no se haya tragado, por aquello de la salmonella. Si les gusta el pollo bien crispy, pueden secarlo con una servilleta de papel (teniendo cuidado de que no queden pedazos de servilleta en el pollo, porque guácala pollo con papel) o de tela (siempre y cuando la tela no suelte pelitos). A continuación, se agrega la harina. Yo nada más le tiro la harina en el tazón donde tengo el pollo y lo revuelvo, hay gente que es más fina y los cubre uno por uno pasándolos por un plato con la harina. También se podría pasar primero por un poco de huevo batido, y se le podría incorporar a la harina 1/2 cdta de bicarbonato para que la cubierta quede más infladita. Eso queda a gusto de cada quien. :)

El pollo recubierto con la harina. (En las fotos se nota que soy algo desastrosa para cocinar. Eso es algo triste, pero cierto).

Mientras tanto, se calienta el sartén con dos cucharadas de aceite de oliva y el ajo. Hay un toquecín para que las cosas no se peguen al sartén, y es sartén hirviendo + aceite de oliva a temperatura ambiente (nunca frío de la refri). Entonces, una vez que el sartén esté bien caliente, se agrega el aceite, se deja calentar un momentín y se pone a cocinar lo que se vaya a cocinar, que en este caso va a ser primero el ajo. Yo usé el de Badia, porque la verdad me da harta pereza pelar y picar ajos, y el Garlic Zoom XL no hace tan buen trabajo como esperaba.

Sartén + aceite de oliva + ajito

Una vez que el ajo está tomando colorcito, agregamos el pollo. Para que el pollo (o cualquier proteína, realmente) quede bien cocinado y no semi-sudado raro, es necesario usar un sartén que sea lo suficientemente grande para que quepa todo sin que ningún pedacito quede encima de otro. Si pasa esto, los trozos que no estén en contacto directo con la superficie del sartén se van a cocinar con vapor, van a soltar agua y se van a pasear en la textura de todo. :)

*Pequeña aclaración antes de la siguiente foto: hoy se fue la luz en mi casa justo cuando estaba empezando a cocinar, así que empecé friendo el pollo en una plantillita de gas con mi sartén Monix Rojo de 28cm <3, y cuando vino la luz preferí pasar todo al sartén eléctrico, que es más grande y le da más espacio al pollo para acomodarse bien :)

Pollo felizmente acomodado en el sartén eléctrico. Desastre generalizado en el sartén. Ya me está dando vergüenza.

Se cocinan los trozos por un lado, se les da vuelta con una espátula o pinza (a mí no me gusta darle vuelta a las proteínas con un tenedor, porque pierden agua y se secan), y se dejan cocinar un poco por el otro lado. Digo un poco, porque cuando les falta un poquitín para estar listos se les agrega la salsa Worcestershire (si se quiere) y la salsa teriyaki, pero no toda la taza y media: yo reservo unas 3 cucharadas para después. Se deja cocinar un rato más para que la salsa espese, y se retira del fuego. Al retirarlo del fuego, se pone en un tazón, se le agrega lo que se reservó de la salsa teriyaki y semillas de ajonjolí tostadas al gusto. Yo lo sirvo con arroz blanco y ensalada, et voilå!

Hola, delicioso. AH MUNNA EAT CHOO!

3 comentarios en “Pollo Teriyaki

  1. Lilly me esta gustando tu blog! Lo del ajo tiene toda la razon de que pereza picarlo, yo me compre como un exprimidor de ajos de aluminio, que parece como una prensa, lo deja super fino, casi triturado y es un exito!! Se lo recomiendo, asi puede usar ajo fresco y delicious! :-)

    • Hola Cris, gracias por pasar y comentar! :) Sí, yo tengo una prensa para ajo, pero de vez en cuando me gustan más los pedacitos que la cuasi-pasta que produce la prensa. :D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>