Primero que todo, por qué gourmande? Bueno, porque muerta de hambre sonaba muy feo. (Inserte risas de comedia mala de los 80s).

En realidad, gourmande es “glotona” en francés. Y es que a mí me encanta cocinar, y comer. Y de ese amor por la comida, nació el amor por cocinar, no sólo para mí, sino para aquellos que quiero también.

La comida es, por lo menos para mí, una forma muy particular de expresar cariño. Alimentarnos es esencial para vivir, y hacerlo con comida deliciosa puede hacer nuestra vida más feliz. Así que para mí hay pocas cosas más satisfactorias que ver cómo se pinta una sonrisa en la cara de alguien que come algo que yo cociné. Si alguien me cae bien, o le tengo cariño, o por cualquier razón me interesa verle feliz, lo más probable es que le he cocinado o le cocinaré algo en algún momento.

Ahora, el blog en realidad no va a ser un diario; ni siquiera un porme-diario, sino un cuando-me-acuerdiario. El blog nace simplemente de la necesidad de compartir y documentar mis aventuras y desventuras con la comida. Bueno, lo de compartir dependerá de si alguien llega a leerlo; después veremos. Así que si hay alguien ahí que me está leyendo, muchas gracias, y a comer se ha dicho.

-Lilly